Jubilaciones, traslados, bajas y vacaciones dejan al primer escalón de la asistencia sanitaria con un número de facultativos insuficiente.

La presión asistencial en Atención Primaria no cesa, y el agotamiento de los médicos es cada vez mayor.

Así lo ha asegurado el Sindicato Médico de Almería (Simeal), desde el que han lanzado un SOS a los centros de salud de toda la provincia, para los que consideran que sería necesaria la contratación de al menos 40 galenos más.

Jubilaciones, traslados, bajas y vacaciones de verano sin apenas refuerzos, según han alertado desde la organización sindical. Y es que al parecer, de los 2.354 profesionales contratados por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) para garantizar la asistencia sanitaria en verano en la provincia, el porcentaje de facultativos es mínimo.

Agendas con entre 50 y 60 consultas telefónicas diarias, --un tipo de asistencia que desde Simeal han asegurado más complicada que la modalidad presencial por no poder tener al paciente delante--, a las que hay que añadir las presenciales, las consultas bis --que pueden llegar a ser 20--, además de la llamada Agenda Paralela, la cual no tiene médico asignado pero los profesionales sí tienen la obligación de atender a los pacientes de la citada lista.

La población se duplica en las zonas costeras durante la temporada estival.

A esto hay que sumar las guardias en los servicios de urgencias de Atención Primaria en los distintos puntos de la provincia, y especialmente en las zonas costeras donde la población se duplica en la temporada estival, “donde hay compañeros que realizan hasta 10 guardias en un mes”. Desde el sindicato han reconocido que “no hay médicos para contratar”, una situación “de la que ya venimos alertando desde años atrás”.

La fuga de profesionales por las condiciones laborales actuales, la falta de profesionales en formación y las jubilaciones, estas últimas con una previsión del 40% en los próximos 7 años, ponen en jaque el futuro del primer escalón de la asistencia sanitaria.

Desde la organización sindical han incidido en que “los profesionales se están dejando la piel por los pacientes”, si bien han asegurado que “hay veces que no hay tiempo de atender todo, a pesar de que la mayoría de los facultativos alargan sus jornadas laborales para poder garantizar la asistencia”.

En la actualidad el número de médicos de la provincia que trabajan en Atención Primaria, incluidos los pediatras y los dispositivos de apoyo son un total de 622. En Distrito Almería: 250; Distrito Poniente: 199 y Agrupación Sanitaria Norte de Almería: 173.