Fuente: La Voz de Almeria

La alarmante falta de medios de protección para los profesionales sanitarios para hacer frente al coronavirus en toda España ha llevado a que, también en Almería, el personal se esté ‘buscando la vida’, al igual que hacen las comunidades autónomas.

El Sindicato Médico de Almería, por ejemplo, ha optado por sumarse a la iniciativa ‘Makers Almería’, que cuenta con el apoyo también de la Universidad de Almería (UAL), el 112 y con la coordinación de la Delegación de Salud para la confección de pantallas de protección mediante impresoras de tres dimensiones.

A través de este proyecto, que cuenta ya con 300 colaboradores en toda la provincia, los médicos almerienses han conseguido hasta ahora hacerse con cerca de 200 pantallas de protección facial, según su vicepresidente, Francisco Durbán.

Reparto Durbán explica que las pantallas se están repartiendo primero entre los facultativos que están en primera línea de batalla frente al virus, esto es en los servicios de urgencias de los hospitales y las unidades de cuidados intensivos, junto a otros especialistas cuyo trabajo requiere una proximidad física con los pacientes, como otorrinos y oftalmólogos.

Por otro lado, los médicos han decidido no confeccionar sus propias mascarillas, debido a la complejidad para realizar las que realmente protegen contra el virus, las denominadas FFP-2 y FFP-3. “En la actualidad tenemos las corrientes, las quirúrgicas, que aunque no protegen contra el virus son mejor que nada”, dice un responsable del Sindicato Médico. De hecho, como añade, estas mascarillas quirúrgicas, las que se están repartiendo en los hospitales en la actualidad, ni siquiera son consideradas como equipos de protección para la persona que las porta, y están diseñadas para proteger de dentro hacia afuera.